jueves, 15 de diciembre de 2011

Daniel

Acrílic en paper
22x34 cm

13 comentarios:

Maritza dijo...

TU HIJO?

PRECIOSO, AMIGO.

FELICITACIONES.

Manel dijo...

No lo es, Maritza. Se lo transmito al padre. Muchas gracias por tu comentario.

graziano tessarolo dijo...

Bello Manel, bravo anche perchè riesci a farlo rimanere un quadro, una pittura e non una copia di giochi che si possono fare a computer. Bravo.
Ciao Graziano

Tito dijo...

Ciao Manel, bello anche anche questo ritratto di bambino. Questa tecnica ti sta dando ottimi risultati.

Sam dijo...

Magnifique, j'aime beaucoup!

Sam dijo...

Magnifique, j'aime beaucoup !

veredit dijo...

this is so beautiful and unique, great work Manel!

warm hugs
isabella

Olivia dijo...

timidité et tendresse, j'aime ces nouvelles couleurs Manel ! Bises et A+

mega dijo...

Hola Manel hace mucho que no comento en tu blog aunque te sigo como siempre, quería decirte que me parecen geniales tus nuevos retratos con esa nueva técnica del color que últimamente nos muestras, te deseo Feliz Navidad y que el nuevo año este lleno de estupendas sorpresas abrazos.

Manel dijo...

Maritza, Graziano, Tito, Sam, Veredit, Olivia, Mega. Os estoy muy agradecido por vuestros comentarios. Me alegro que esta técnica guste. A mí me ha agradado tanto que he repetido.
Un abrazo y felices fiestas.

Celeste Bergin dijo...

another great painting!

Azucena Rebon dijo...

Muy interesante esta serie de retratos. Estos rostros cercanos, y esos colores intensos, las miradas ocupan todo el cuadro.Y haz logrado dar a la mirada intensidad, profundidad.
Felicitaciones Manel.
Buen domingo.

Harry Kent dijo...

Lo que una pintura magnífica! Esto es realmente genial! El amor al tacto y la sensibilidad de turquesas que lo que usted tiene la boca pintada y los ojos.

Tienen una maravillosa Navidad y el Año Nuevo de mayo de usted traer todo lo que usted espera. Que tus botellas siempre ser más que medio lleno medio vacío.

Gracias por el interés y el apoyo que han mostrado por mi trabajo este año, Manel.

Saludos cordiales,
Harry